Suscríbete a nuestra newsletter

Conoce todas nuestras novedades y obtén un 20% de descuento en tu primera compra.

Tus datos personales se utilizarán para mejorar la experiencia de cliente. Puedes darte de baja en cualquier momento mediante el enlace que se incluye en cada e-mail.

La doble limpieza facial

La doble limpieza facial se ha convertido en un ritual esencial para quienes buscan una piel radiante y saludable. Este método, originario de Corea, implica el uso de dos tipos de limpiadores – generalmente uno a base de aceite y otro a base de agua – para asegurar una limpieza profunda y efectiva. En este artículo, exploraremos los momentos adecuados para realizar la doble limpieza, sus beneficios y cómo incorporarla en tu rutina diaria de cuidado de la piel, especialmente si optas por productos de cosmética vegana.

¿Cuándo hacer la doble limpieza?

Por la mañana y por la noche

La doble limpieza es ideal tanto por la mañana como por la noche. Por la mañana, ayuda a eliminar el exceso de grasa y sudor acumulado durante la noche, mientras que por la noche, es esencial para retirar el maquillaje, la suciedad y la contaminación del día.

Adaptándola a tu rutina

Aunque la doble limpieza es beneficiosa en cualquier momento, es crucial adaptarla a tu rutina diaria y tipo de piel. No se trata de una práctica rígida, sino de encontrar el equilibrio perfecto que funcione para ti.

¿Cuáles son los beneficios de la doble limpieza?

Limpieza profunda y efectiva

El primer paso con un limpiador a base de aceite disuelve el maquillaje y retira las impurezas liposolubles. El segundo paso, con un limpiador a base de agua, elimina las impurezas restantes y asegura que la piel quede completamente limpia.

Con los productos de Another Flora, la podemos realizar perfectamente usando en primer lugar nuestra agua micelar Naha y como segundo paso el jabón facial Annu. Dejando así nuestra piel libre de impurezas de maquillaje y completamente limpia.

Mejora la eficacia de los productos de cuidado de la piel

Una piel bien limpia permite una mejor absorción de los productos aplicados posteriormente, como serums y cremas hidratantes, maximizando así sus beneficios.

Prevención de problemas de la piel

La doble limpieza ayuda a prevenir la obstrucción de poros, reduciendo la aparición de acné y mejorando la textura general de la piel.

Cómo realizar la doble limpieza

Elección de productos adecuados

Es fundamental seleccionar limpiadores que se ajusten a tu tipo de piel. Eligiendo productos respetuosos y que no sean abrasivos con nuestra piel.

Técnica de aplicación

Es muy importante aplicar bien los productos para conseguir una correcta limpieza. Así que deberemos poner atención al modo de uso de cada producto que elijamos.

Importancia del cuidado posterior a la limpieza.

Tras la doble limpieza, es recomendable aplicar un tónico facial para restablecer el pH de la piel, calmar cualquier irritación y prepararla para los siguientes pasos de tu rutina de cuidado, siendo imprescindible la hidratación posterior.

La doble limpieza facial no es solo un paso más en tu rutina de belleza, sino una inversión en la salud y apariencia de tu piel. Al adoptar este método, especialmente con productos de cosmética natural, estás garantizando una limpieza profunda y efectiva, preparando tu piel para absorber mejor los tratamientos posteriores y, en última instancia, promoviendo una piel más sana y radiante. Recuerda, la clave está en la constancia y en elegir productos adecuados para tu tipo de piel.

Comparte tu aprecio